martes, 20 de diciembre de 2011

MAS DEL 4 % PARA QUE DANILO NOS LIBRE DEL ATRASO

Por Víctor Tirado

Especial para UMBRAL


Santo Domingo 20/12/2011.-
Si el presidente Leonel Fernández no pudiera demostrar con hechos y excelentes resultados, el extraordinario esfuerzo que ha realizado desde el gobierno, a favor de la educación integral de la República Dominicana, le entristecería el movimiento que desde pequeños sectores de la Sociedad Civil y la debilitada oposición política, se ha llevado a cabo para exigir que se cumpla lo establecido en el artículo 197 de la ley general de educación 66-97.


Resulta sorprendente que sea precisamente al gobierno de Leonel Fernández, al que más se le haya criticado por las carencias y dificultades, que por muchas décadas ha tenido el Sistema Educativo Dominicano. Sobre todo, tratándose de un gobierno que ha logrado una verdadera revolución en varios sectores de la sociedad dominicana, especialmente en el educativo. Y esos avances los podemos ver, por ejemplo, en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD); en cada uno de los Centros Regionales de dicha academia, diseminados por toda la geografía nacional y completamente equipados con la más actualizada tecnología. Igual ocurre en los múltiples programas desarrollados para elevar la calidad educativa, dentro de los cuales está el Programa por la Excelencia de la Educación Dominicana.
También se suma a los avances, el Programa de Comunicación Efectiva-Afectiva en el Proceso de Enseñanza Aprendizaje, dedicado a la capacitación de los docentes para mejorar su comportamiento en el entorno escolar y para fortalecer el rendimiento de los alumnos de la enseñanza inicial, básica y media. De cuyos éxitos se desprenden los testimonios de maestros y alumnos que asistieron a la entrega de los primeros 500 diplomas de participación, el sábado 8 de octubre de 2011. En un acto que contó con la importante presencia de la Primera Dama Dra. Margarita Cedeño de Fernández y de la Ministra de Educación, Lic. Josefina Pimentel; a quienes se les pidió llevar dicho programa a todos los profesores del país. Un programa modelo que se experimenta con talleres interactivos y vivencias transformadoras para mejorar hábitos y conductas dentro y fuera del aula. Un interesante trabajo realizado con el apoyo de la presidencia, bajo el auspicio del Ministerio de Educación, y ejecutado en la capital dominicana por el Instituto de Terapia Psique-Corporal, Estancia. Un esfuerzo más del presidente Fernández, en aras de unir el crecimiento económico a una educación de calidad.
La promoción de una mejor educación avanza a pasos firmes, a pesar de las circunstancias que generan estadísticas a superar, en cuanto al índice de escolaridad, alfabetización, deserción escolar y lectura comprensiva, por mencionar sólo aquellos renglones donde se ubican nuestros principales retos a nivel educativo. Retos que nos obligan a identificarnos con reformas fiscales para la generación de recursos destinados a la enseñanza y a la innovación para el desarrollo.
Los jóvenes del país se quedan perplejos, cuando desde ciertos Medios de Comunicación se lanzan algunas injustificadas críticas al gobierno. Críticas injustificadas si se toma en cuenta que el preindicado sector ha sido uno de los más beneficiados durante los gobiernos del PLD. Y hay que añadir que tanto el ejemplo dado con las iniciativas del presidente para elevar el debate académico como su permanente interés por conectar la educación dominicana con los más avanzados modelos del conocimiento y del arte mundial, han de ser reconocidos por la presente y las futuras generaciones.
Por otro lado tenemos las iniciativas que desde su primer gobierno implementó el presidente Fernández para desarrollar los Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC), los cuales a partir del 2004 pasaron a ser administrados por el Despacho de la Primera Dama. Entidad que ha realizado un gran esfuerzo para avanzar en la instalación de 165 centros equipados con modernas computadoras en todos los rincones del país, y procurar que los avances positivos de la globalización sean aprovechados por toda la población. Desde 1996, hasta el 11 de agosto de 2011 se han inaugurado 74 CTC; otros 6 se encuentran a punto de inaugurar y decenas más, en circunstancias diversas, que van desde la disponibilidad del terreno hasta aquellos que se encuentran entre un 50 y un 80%, en su etapa de construcción. Son centros para el Desarrollo Humano Sostenible, en los cuales una plataforma de tecnologías de información y comunicación, sirve en comunidades rurales y urbanas marginales, para lograr reducir cada vez más la brecha digital. Un objetivo que se ha convertido en una conquista social, alcanzada luego de incorporar a estudiantes de escasos recursos, a la nueva sociedad del conocimiento.
El envío al extranjero de cerca de 8 mil estudiantes, becados para realizar estudios de postgrado en prestigiosas universidades de varios continentes, tiene una importancia trascendental en los planos personal, académico, científico y social. Porque se trata de profesionales que se han ido a especializar en las mejores academias internacionales para luego regresar al país a aportar nuevos conocimientos y buena experiencia. Es un record exhibido sólo por los gobiernos del presidente Leonel Fernández. Y es por ello que afirmamos con propiedad que son muchos más los recursos dedicados por el gobierno de Leonel Fernández, con la debida transparencia, al progreso educativo del país. Y como dijo él mismo: "el compromiso de la educación es una responsabilidad muy seria para reducir el debate al aspecto puramente económico".

Mucho más del 4% debió haber sido reclamado por la sociedad a todos los gobiernos. Sobre todo al del período 2000-2004, cuando no había crisis mundial y se llegó a decir que los jóvenes no estaban en eso de leer, estudiar ni aprender a manejar una computadora, sino de pachanguear y divertirse. Si se les hubiera reclamado con igual exigencia, no habría sido un período perdido en términos educativos, económicos y financieros. Por el contrario, es a partir del regreso de Leonel Fernández, en agosto de 2004, cuando aumenta el interés por la enseñanza, por el ejemplo que los valores impregnan a la conducta de alumnos, docentes y ciudadanos en general; por un cambio de actitud en los encargados de transmitir información a la población; por la prevalencia de la transparencia y la responsabilidad en las autoridades públicas, por la disciplina democrática en el comportamiento de toda la sociedad, y para hacer justicia, al elevar los ingresos que sirven para mejorar la calidad de vida de los maestros.

Tenemos que escuchar todas las voces, no sólo las de aquellos que procuran pintar de blanco los auténticos colores morado y amarillo del partido, legítimo abanderado de la lucha a favor de la modernización de la sociedad dominicana, el PLD. Siempre en defensa de un favorable cambio, rumbo a la Era del conocimiento. Una Era que hoy se vive más en el pueblo dominicano, gracias a la visión y al sentido de responsabilidad con los que el presidente Fernández ha desempeñado su rol de líder y de gobernante. Sus esfuerzos a favor de la modernidad, en cumplimiento de los principios universales de justicia, libertad e igualdad, no pueden ser desconocidos por gente que defiende la educación como uno de los ejes transversales de la sociedad. Como tampoco deben dejar de escucharse las voces de los sectores sanos de la oposición que piden a su manera que se cumpla con la ley de educación. Ni de aquellos que queremos el 4%, multiplicado por cuatro, para cuidarnos de la ignorancia. Aquella a la que nos pretende someter un sector de la oposición que sólo promueve la confusión, la mentira y el atraso. Pues aceptar las críticas panfletarias de ese sector, equivaldría a dejarse confundir por gente que ha hecho poco, a favor de la educación dominicana.
El verdadero cambio a favor de respetar y continuar los avances en los distintos niveles de la educación del país, lo representa, procura y defenderá, la pareja que dirigirá el próximo gobierno dominicano, Danilo Medina y Margarita Cedeño, quienes ganarán las elecciones del próximo 20 de mayo, en primera vuelta; para asegurar que prevalezcan en el país las condiciones macro económicas; y al mismo tiempo, se ejecuten al pie de la letra los cinco ejes temáticos de su programa de gobierno. Y como la equidad en el derecho a la educación es uno de los más importantes, el candidato ha confirmado que establecerá la tanda única para asegurar que mientras los hijos se educan, las madres puedan trabajar o desarrollar sus propias empresas. Además de ese compromiso, el próximo presidente honrará su palabra comprometida ante el país, y hará que más del 4% del PIB vaya a la educación. Además, con la misma determinación, impedirá que se imponga el atraso representado por Hipólito Mejía, su desorientado equipo político y sus aterradores asesores económicos.
El gran cambio junto al progreso, lo representa Danilo Medina, quien logrará que en el presupuesto de cada año, del 2013 al 2016, más de 100 mil millones de pesos sean destinados a concluir los trabajos iniciados en 1996 y a realizar las obras que no se han hecho a favor de la educación dominicana. Logrando así el sueño de Juan Bosch, de eliminar el analfabetismo y la ignorancia, de manera definitiva, de la sociedad dominicana. Una meta que si no hubiera sido por la crisis bancaria del 2003 y la crisis financiera internacional de los últimos tres años, ya habría tenido en sus logros, el gobierno del PLD. La Consigna es: Danilo y Margarita, juntos al progreso.